domingo, 15 de marzo de 2015

ALÉGRENSE EN DIOS LOS HUMILDES

Salmo 34 (33), 3
Mi ser se gloría en el Señor, que los humildes lo oigan y se alegren.
Salmo 149, 4-5
Porque el Señor aprecia a su pueblo, concede a los débiles la victoria. Que los fieles salten de alegría y hasta en sus lechos canten jubilosos; 

No hay comentarios:

Publicar un comentario